5 TIPS QUE TIENES QUE SABER ANTES DE MUDARTE AL EXTRANJERO

  1. Busca un programa: La manera más sencilla de obtener una visa para entrar a un país es estudiando, algún curso de especialización, algún programa, incluso cursos del idioma del país a donde quieres ir, lograr una visa de estudiante es la manera más sencilla para empezar con ese sueño de mudarte al extranjero, conocer la situación, vivir en carne propia de que se trata, para evaluar si te gustaría mudarte definitivamente y empezar a probar el mercado con una versión micro de negocio.  La visa de estudiante te permite trabajar (legalmente) algunas horas a la semana, por supuesto, hay pequeños trabajos que podrías hacer para lograr una vida un poco más “holgada” a fin de mes, se trata de servicios “informales” por horas (baby-sitter, enseñante de idiomas, paseador de perros, etc.)

Hay muchísimas becas disponibles de acuerdo al área de tu interés (Conacyt, Secretaría de relaciones exteriores, Institutos de Cultura del país de destino, etc., cada país tiene acuerdos y becas con Latinoamérica). También podrías empezar con algún programa de au-pair para que no llegues sin nada mientras te estabilizas.

2. Aprende la lengua

Sino tienes un buen dominio de la lengua del país en donde quieres residir te recomiendo que inviertas en asistir a cursos para mejorarlo, aún viviendo ya en el nuevo país, esto no solo te ayudará a relacionarte, sino que te abrirá las puertas a mejores oportunidades laborales porque aún trabajando por tu propia cuenta tendrás que vender tus servicios, y los europeos no se fían fácilmente de gente nueva así que mientras mejor dominio muestres te ganarás el respeto de tus potenciales clientes.

Lo sé crees que estás ahí temporalmente y que aprender el idioma no es uno de tus objetivos porque “te basta masticarlo” para sobrevivir, pero piensa en la gran oportunidad que estás perdiendo, aun si tuvieras que regresar a tu país de origen o mudarte a algún otro país un idioma puede ayudarte en esos difíciles momentos en los que necesitas un ingreso extra dando lecciones en otra lengua. He tenido amigas que se mudaron por estudio cursando programas completamente en inglés (aunque el idioma local no fuera el inglés) y no les parecía relevante aprender el idioma del país donde vivían, cosa que al final resultó contraproducente porque habiendo terminado sus estudios no lograban encontrar trabajos en inglés (y es obvio, en Europa específicamente cada país se enorgullece de su propia lengua así que si quieres encontrar buenas oportunidades laborales esfuérzate en aprenderlo), además piensa en que hay muchísimas ventajas como cuando se trate de pedir un préstamo para start ups (necesitas entregar y saber redactar en el idioma local perfectamente) o de participar en concursos públicos en los que puedes ganar buenos fondos para arrancar cualquier negocio, pero el lenguaje es tan especializado que para concursar necesitarás un buen nivel.

Emily in Paris Baguette

Si quieres que tu negocio crezca necesitas dominar el idioma a la perfección!, piénsalo bien en Latinoamérica tendemos a ver con entusiasmo a los extranjeros y a justificarles cualquier error a la hora de hablar nuestro idioma, por el contrario en el extranjero, (al menos en Europa) la gente no toma en serio a alguien que le envía un correo con mala ortografía o a alguien que tiene problemas para comunicarse en situaciones complejas, piénsalo bien talvez tienes una idea de emprendimiento impecable, pero que pasa cuándo quieres acceder a un crédito y no sabes el idioma técnico? O cuando quieres convencer a inversionistas serios y no tienes el dominio del argumento porque te falta vocabulario? .. los europeos son exigentes!, alguna vez viste Emily in Paris? Recuerdas la escena en donde entra a una panadería y pide “un baguette” con el artículo masculino en lugar de usar el artículo femenino “une baguette” Bueno déjame decirte que yo también viví en Francia y todo es verdad, créeme me pasó!..

 

Cuando iba a la tienda a comprar agua y no pronunciaba bien la palabra me hacían repetirla hasta que la dijera bien, la realidad no es muy lejana en Italia tal vez no te corrijan, pero te quedarán viendo con una cara muy extraña.  De cualquier manera si has visto la serie te confieso que es verdad ese retrato de la dificultad que tienen los extranjeros para ejercer puestos altos sin el dominio del idioma. Ten en cuenta que todo varía de la ciudad en donde te encuentres, en las grandes capitales la gente tiende a ser más exigente y claro también existen firmas internacionales, pero que se conformen sólo con el inglés es la excepción no la regla, dado que las mismas firmas internacionales tienen que lidiar con la burocracia local.

3. SÉ PUNTUAL!

Yo sé en Latinoamérica llegar 15 min, 30 min o hasta 1 hora tarde dependiendo de la situación no es para tanto, pero en Europa si, el tiempo es el bien más preciado que tienen y lo máximo que deberías llegar tarde (y solo en caso de emergencia) son 15 min, cualquier exceso de impuntualidad injustificada será suficiente para que no te tomen en serio y se hagan una imagen de ti errónea cómo una persona maleducada y hasta difícil de confiar. 

4. Crea relaciones, haz networking

No importa a lo que sea que te dediques cada evento es una oportunidad para establecer relaciones que tarde o temprano no solo te darán un soporte emocional, sino que te ayudarán a llegar a tus objetivos, a encontrar oportunidades, a tener una nueva visión y entrar en una nueva óptica local. 

Aún mejor si entras a programas de incubadoras de negocios porque encontrarás gente que piensa como tú y potenciales socios para hacer alianzas estratégicas en futuro.

5. Inténtalo! No hay tiempo que perder!

Ponte a vender lo más rápido posible. Nosotras siempre aconsejamos empezar un negocio en pequeño ponerlo a prueba lo antes posible para entender si tiene potencial o no, empieza a vender con tu círculo cercano (mejor si son locales) y pide retroalimentación para entender si tu producto tiene futuro o no, toma en cuenta las ventajas fiscales de cada país, en Italia por ejemplo, existe algo que te permite empezar a probar tu negocio en una versión micro y se llama “ritenuta d’acconto” que es algo así cómo un recibo, por lo que el gobierno te permite vender tus servicios por hasta un máximo de 5000 euros anuales, una vez superado este monto entonces si te verás obligada a darte de alta en lo que sería el organismo equivalente a “hacienda” del país y según cada lugar deberás contratar a un contador que te asesore a escoger el régimen fiscal más conveniente de acuerdo a tus necesidades, porque el riesgo de pasarte del monto puede ser una multa muy alta. (A una amiga nuestra la multaron con 10,000 eu por manejar una camioneta sin licencia).

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *